Facebook Twitter Google + YouTube  Argentina   Argentina 
Editorial SAN PABLO
 
Recursos

 

Los sacramentos... en cuentos

El sacramento del matrimonio
Autor: Jorge A. Blanco
Departamento de Audiovisuales Editorial SAN PABLO
audiovisuales@san-pablo.com.ar

Este es otro sacramento al que podemos considerar como "devaluado" en la actualidad: ŋtodavía se casa la gente?, ŋy por qué casarse por iglesia? ŋCasarse para toda la vida?... ĄLa convivencia matrimonial es imposible! ŋPara qué casarse si uno se puede "juntar" y separarse cuando conviene? Son preguntas y afirmaciones que también escuchamos a diario y que manifiestan, de una u otra manera, cuánto se relativiza su valor sacramental en nuestros días y la imposibilidad de asumir un compromiso de vida y amor perdurable.

Para seguir profundizando al respecto, compartamos el siguiente relato:

 

"Se habían casado enamoradísimos.

La boda fue hermosa. Junto al altar se juraron amor para siempre.

Cuatro aņos más tarde se separaron.

ŋQué ocurrió? Se habían casado con el firme propósito de ser uno solo... pero al tiempo descubrieron que eran dos "solteros casados".

Esto es muy común en muchos matrimonios en todas las latitudes..."

(Adaptación del capítulo "Ser uno solo", en el libro "Corazones fecundos", Ricardo Facci,  SAN PABLO)
 

La pareja de esta historia, como tantas conocidas y cercanas a nuestro entorno, lamentablemente no ha podido crear y sostener "la comunidad de vida y amor" que asumió el día de la celebración del sacramento, delante de Dios y de sus seres queridos.

ŋQué habrá sucedido para llegar a ese final, probablemente, nunca imaginado o deseado?

Si prestamos atención, el mismo testimonio plantea a través de un término muy particular, una clave para entender el origen del fracaso: eran "dos solteros casados".

ŋQué interpretación podemos hacer de esta frase tan particular? Posiblemente, cada uno de los integrantes de este matrimonio hayan estado muy ocupados en "sus propias" actividades particulares, sin tener en cuenta las necesidades y deseos del otro. Y en lugar de proyectar entre los dos y favorecer el diálogo, la comunicación y la mutua comprensión, todo lo individual y mezquino se instaló en un mismo hogar, pero en donde convivían dos vidas distantes, con diferentes anhelos e intereses, y muy poco en común.

Recordemos que el matrimonio como sacramento, es mucho más que la simple unión de un hombre y una mujer. Es "signo de una alianza" entre dos, similar a la alianza que ha hecho Cristo con su pueblo, la Iglesia. Por ello, esa unión que parece tan lógica y natural por lo que tiene de humana, pasa a ser "sagrada" por la presencia de Cristo en la historia de los que se "esposan" por amor mutuo. Esta bendición de Dios eleva a la condición de "divinos" los actos de los cónyuges que apunten a perfeccionar la vida matrimonial. Y la gracia sacramental recibida, se convierte en la "fuerza" que permitirá a los esposos crecer en la fe y superar toda dificultad viviendo su matrimonio "en Cristo".

Desde ya, no hay fórmulas mágicas ni recetas infalibles, ni tampoco alcanza con piropos y palabras dulces para que dos formen un solo ser. Esto se aprende y se desarrolla en la convivencia, la escucha y el diálogo, el respeto y el interés por el otro cuando hay un proyecto de vida en común.

Tengamos presente que amar es olvidarse de uno mismo para pensar y vivir con y por el otro. Y que Dios, que fortalece y acompaņa a la pareja a través del sacramento del matrimonio, nos regaló esa capacidad de amar.

Para la reflexión personal y grupal:

Releer el cuento y preguntarnos:

ŋQué significado encontramos a la frase "eran dos solteros casados"?

ŋConocemos casos similares y/o cercanos al ejemplo del cuento?

ŋQué debería hacer un matrimonio para evitar que le suceda una circunstancia similar a la del relato y llegar a "ser un solo ser"?

La Iglesia nos enseņa que el matrimonio es indisoluble... ŋqué significado tiene esto hoy para nosotros?

Establecer un paralelo entre lo que la sociedad piensa y dice acerca del matrimonio, y lo que pensamos y creemos nosotros.

En el contexto de nuestra reflexión, ŋqué importancia tiene la familia cristiana en nuestros días?

ŋPor qué habitualmente se la llama a la familia "Iglesia doméstica"?

En el documento Gaudium et spes,- n° 50,1- se nos afirma que Dios Padre, "queriendo comunicarle cierta participación especial en su obra creadora, bendijo al varón y a la mujer diciendo: creced y multiplicaos". Reflexionemos sobre esta enseņanza y pongamos en común lo que la misma ha despertado en nosotros.

Analicemos lo que el Catecismo de la Iglesia Católica nos dice al respecto, desde los puntos 1660 en adelante.

Para rezar personal y grupalmente:

"Padre Santo,
En tus manos confiamos nuestro amor.
Queremos que Tú nos acompaņes
En cada momento de nuestra vida.
Danos esperanza en la alegría
Y valor para enfrentar la dificultad.
Haz que marchemos siempre unidos
Hasta encontrarnos contigo.
Bendícenos con tu presencia
Y bendice a quienes nos han acompaņado.
María, Madre del amor y de la paz
Ruega por nosotros".
Amén 
(P. Miguel Ortega)

 


Artículos Relacionados:

Los Sacramentos... en cuentos

Los Sacramentos... en cuentos - El Bautismo

Los Sacramentos... en cuentos -  La Confirmación

Los Sacramentos... en cuentos -  Eucaristía

Los Sacramentos... en cuentos -  Penitencia y la Reconciliación

Los Sacramentos... en cuentos - La Unción de los Enfermos

Los Sacramentos... en cuentos - El sacramento del Orden



COMENTARIOS

Revista Online



Anteriores
Ediciones

Ir a la Última edición

Humor

 
Contacto
Riobamba 230 - C1025ABF
Buenos Aires.
Tel. (011) 5555-2400/2401
Fax (011) 5555-2425
Email: contacto@sanpablo.com.ar

×