Facebook Twitter Google + YouTube  Argentina   Argentina 
Editorial SAN PABLO
 
Reflexión

Liturgia | 1 de septiembre de 2012
La Palabra de Dios, viva y eterna
Por Fredy Peña Tobar

En una sociedad donde la palabra empeñada está cada vez más desvalorizada, vemos que es más fácil prometer que cumplir, y, lo que es peor, para que sea más fuerte lo que se garantiza, lo sellamos con un juramento. ¡Cómo nos cuesta ser fieles a lo que decimos! En este sentido, la Iglesia nos invita, día a día, no solo a ser cuidadosos con lo que expresamos, sino también a ser honestos en el grado de compromiso con que acompañamos la palabra empeñada.
 
Jesús, que es la "Palabra" de Dios personificada, que siempre estuvo junto al Padre y "era Dios", nos invita a crecer como personas y ser anunciadores de la Buena Noticia. Los discípulos de Jesús siempre se caracterizaron por ser "hombres de esperanzas".
 
Conocemos bien de los sufrimientos, las injusticias, las enfermedades, y las carencias que vive la sociedad en general, sin embargo, estamos llamados a ser portadores de buenas noticias. Al respecto, nos dice Benedicto XVI: "No podemos guardar para nosotros las palabras de vida eterna que hemos recibido en el encuentro con Jesucristo: 'son para todos, para cada hombre. Toda persona de nuestro tiempo, lo sepa o no, necesita este anuncio'" (Verbum Domini, 91).
 
Vivimos, por momentos, en un mundo que se nos presenta hostil y deshumanizado. Los noticieros están cada vez más empecinados en mostrar las "malas noticias" que las buenas. El desafío que nos queda es grande: algunas cuotas de optimismo bastan para que nuestra mirada de la realidad sea distinta y más positiva. La vida está llena de buenas intenciones y de promesas no cumplidas por tantas otras buenas razones. Si la Palabra de Dios es viva y eterna, entonces, busquemos el modo de construir, crear y anunciar las "buenas noticias". Pero no solo anunciándolas, sino también formando parte de ellas, cumpliéndolas.

COMENTARIOS

Liturgia

 
Contacto
Riobamba 230 - C1025ABF
Buenos Aires.
Tel. (011) 5555-2400/2401
Fax (011) 5555-2425
Email: contacto@sanpablo.com.ar

×